LOS PIGMENTOS

Los pigmentos en general son sustancias insolubles. Pueden ser orgánicas, como las lacas, los tonos y los pigmentos propiamente dichos, pero también hay sustancias minerales, que resultan más opacos, y más resistentes a la luz que los colorantes orgánicos.

Si hablamos de maquillaje específicamente, a diferencia de una sombra de ojos tradicional, el denominado “pigmento” es un color puro, sin procesado ni aditivos (como el talco o la mica por ejemplo).

Esta pureza hace que el producto tenga mayor intensidad y duración.

Los pigmentos son productos que tienen muchas ventajas en el área de maquillaje. Además de utilizarse para diferentes usos, su color tiene mucha intensidad, se mezcla para lograr tonos personalizados y puede aplicarse en todo el cuerpo.

Es por estas cualidades que han comenzado a marcar tendencia entre los profesionales.

PROPIEDADES

Las propiedades que debe tener un pigmento son:

-Color                    

– Adherencia al vehículo que lo transporta

– Resistencia a la luz

– Resistencia al calor

– Resistencia a los disolventes orgánicos, al agua, a los ácidos y a los álcalis

– Resistencia al sangrado (por solubilidad parcial en el vehículo que se utiliza)

-Resistencia a la floculación (formación de agregados que precipitan)

– Nivelado (uniformidad del color en una superficie amplia)

– Inocuidad para el sustrato.

APLICACIONES

El pigmento puede utilizarse como sombra de ojos. Permite lograr diferentes acabados y texturas de acuerdo a la cantidad de pigmento que se aplique, es decir que aplicando una capa suave se logra un color tenue, mientras que aplicando una capa más intensa se puede conseguir un color bien opaco e intenso.

El pigmento también se puede aplicar en los labios. Al mezclarlo con un bálsamo o gloss nos permite crear tonos, de acuerdo al maquillaje que se quiera lograr.

Pero además de aplicarlo como sombra o labial, también se puede utilizar el pigmento como delineador. Para ello se lo mezcla con agua o con alguna solución líquida específica para mezclar productos de maquillaje, y luego aplicarlo con una brocha para delinear.

Se puede obtener un muy buen resultado, ya que el pigmento brinda un color muy intenso y definido, y duradero.

En el mundo del maquillaje profesional y del maquillaje artístico, el pigmento se utiliza para las máscaras de pestañas. Mediante el pigmento se puede conseguir un tono más potente y aplicar acentos de color en las puntas.

Otro de los usos tradicionales del pigmento es para el rubor, el iluminador y el polvo bronceador.

CARACTERÍSTICAS COMPARATIVAS

Los pigmentos son compuestos coloreados que se aplican utilizando suspensiones, en las que se encuentran en finas partículas (como tintas y pinturas).

Comparados con los colorantes

Los pigmentos no se adhieren al sustrato directamente, sino a través de un vehículo adherente, normalmente un polímero, que lo soporta y es el que se adhiere al sustrato.

Los colorantes en cambio, son sustancias que al aplicarse a un sustrato bien en disolución o bien en dispersión, le confieren un color más o menos permanente. El sustrato debe tener cierta afinidad química por él, para retenerlo.

Los pigmentos suelen tener mayor opacidad, poder cubriente y resistencia al calor que los colorantes. Los pigmentos pueden ser compuestos inorgánicos u orgánicos.

EVOLUCIÓN DE LOS COMPONENTES QUÍMICOS USADOS EN LOS COSMÉTICOS EN GENERAL

En la antigüedad

Los pigmentos usados como agentes colorantes por los pueblos antiguos estarían ahora prohibidos, por ser sustancias muy venenosas. Por ejemplo, para el maquillaje de la cara, el plomo blanco daba color pálido, el fósforo rojo se usaba como colorante para añadir un toque de color a las mejillas y el cinabrio amarillo (HgS) daba brillo a los labios.

Se acentuaba la intensidad de los ojos usando sombra de oropimente (As2S3) y rimel de estibinita (Sb2S3). Dado que estos cosméticos solían contener venenos metálicos como plomo, arsénico, mercurio y antimonio, los mismos eran a menudo tanto un riesgo para la salud como una contribución a la belleza.

Hoy en día los cosméticos son seguros y las compañías que los fabrican llevan a cabo pruebas exhaustivas para asegurarse de que sus productos no van a dañar a sus clientes. Los cosméticos modernos están hechos de un número relativamente pequeño de sustancias y las diferencias entre marcas suelen ser muy escasas en términos de composición química.

Actualmente

Tanto los polvos para la cara como las sombras de ojos están formados básicamente por pigmentos distribuidos en una base.

Los polvos faciales contienen por lo general una sustancia opaca como el zinc o el óxido de titanio para cubrir la piel; talco mineral o zinc, o estearato de magnesio para proporcionar adhesión y hacer que el polvo sea fácil de aplicar; caolín o carbonato de magnesio para absorber la transpiración; y posiblemente guanina o mica para darles brillo.

Para el color se añaden pigmentos generalmente como un revestimiento sobre mica. E blanco se obtiene a base de dióxido de titanio. Se pueden lograr otros colores usando pigmentos como el azul de hierro o el carmín o el óxido de hierro.

Las barras o lápices de labios están hechos con mezclas de líquidos oleosos como el aceite de castor y ceras como la cera de abejas y pigmentos.

Los lápices de labios

Los lápices de labios de primera calidad proporcionan un color intenso y uniforme con buena cobertura, son brillantes pero no grasosos, tienen un sabor neutro y no son tóxicos ni irritantes.

También se los prepara de manera que no se derritan en agua caliente ni se cuarteen con el frío.

Los lápices de labios son el resultado de una mezcla de aceite de castor y alguna cera  con elevado punto de fusión. El diseño de un labial tiene que tener la propiedad de mantenerse rígido en el tubo y a la vez poder deslizarse al presionarlo sobre los labios.

El color del lápiz de labios procede de tintes a menudo los mismos que se utilizan en la alimentación. Entre ellos está el azul brillante (azul de trifenileno), la eritrosina (rojo de xanteno), el amaranto (azóico rojo) y la tartracina (azóico amarillo).

Para utilizarlos en lápices de labios, los tintes solubles en agua se mezclan con óxido de aluminio. Esto les hace precipitarse como un pigmento sólido insoluble o laca. La laca se suspende entonces en aceite de castor, pero no se disuelve realmente en él. En las barras de labios que cambian de color, que tienen un color en el tubo pero que en contacto con los labios lo alteran, se añade un tinte como la eosina (tetrabromofluorescina), ligeramente coloreada, que se vuelve roja cuando se combina con los grupos amina libres que están en las proteínas de la piel. La barra de labios suele estar coloreada con una laca. Cuando se extiende en los labios, la laca queda oscurecida por la eosina al volverse roja.

Los protectores solares, cosméticos para proteger a la piel de los rayos solares, llevan compuestos como las benzofenonas y los aminobenzoatos, que bosorben la luz en determinadas longitudes de onda y evitan que llegue a la piel. Para ser efectivos, los protectores solares deben permanecer químicamente estables a la luz, y ser solubles en la base cosmética pero insolubles en agua o la transpiración, a efectos de que no se vayan fácilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *